13 septiembre 2008

Bar Romero (Cabezo de Torres)

Por fin han vuelto los sábados de aperitivos, para no perder las buenas costumbres. Esta vez nos desplazamos del centro un poquito (ya estoy aburrida de los mismos sitios siempre ¿vosotros no?).
Así que, siguiendo la recomendación de un gran experto en investigar lugares me planté (no sin cierta dificultad al principio para encontrarlo) para acometer el asunto.

El sitio es grande, un mesón de toda la vida. Una barra amplia y mesas para comer. En época menos calurosa (ese día lo era bastante) hay mesas en el exterior que permiten disfrutar de una vista de jardines y limoneros (combinados con cemento) a pesar de estar en el centro del Cabezo.

Nos pusimos en la barra, premisa básica de todo Aperitivo, sea de pie o en taburete. Lo otro, es una comida con todas las letras (aunque a fin de cuentas tomes lo mismo). Nos arriesgamos a dejar que el dueño nos pusiera lo que quisiera. De todas maneras había muchas cosas y no sabíamos por donde empezar. Eso sí, le dí dos condiciones:
- Que no fuera mucha cantidad de cada plato.
- Que tenía que ponerme ese Canapé de Sardina del que tanto me habían hablado.

Aceptó mis condiciones y “nos dejamos llevar”. De primero un poco de Hueva de mujol con almendras. Le siguieron unos Berberechos al vapor y dos Navajas para cada uno a la plancha.
La cosa se ponía interesante. Los berberechos eran un poco pequeños para mi gusto (yo soy de las que me gustan gigantes pero claro, en consecuencia, son también más caros). Le siguieron 4 caballitos. El caballito, normal. Sólo conozco dos sitios en Murcia, hasta el momento, cuyos caballitos merezcan una mención especial. Ojo, también tengo mi ranking de los caballitos más malos que haya probado en mi vida.
Los de aquí se dejaban comer.
Después llegaron a nuestras vidas media docena de gambas rojas, de tamaño mediano. Ricas, muy ricas pero es que eso es lo que más me gusta del mundo J (bueno, y el sushi).


* Las gambas con mi oriental favorita de fondo

Tras estos entrantes y ya mentalizados en que comeríamos ahí (de perdidos al río) llegó el famoso Canapé de Sardina. Uno para cada uno. En una palabra… SUBLIME! Decir que estaba rico se queda corto. Me encantó. La pena es que sólo fuera uno. Buenísimo y recomendable.

* Que pinta más rica tiene el canapé de sardina... mmmm

Cuando ya pensé que nada podría mejorar el sabor anterior, nos puso unos Calamares pequeños, que estaban de lujo.
Terminamos con una Carne (teníamos opción de pescado pero ya teníamos bastante en el cuerpo) y nos zampamos un Entrecote poco hecho al centro.

* El entrecote con el bar de fondo

Finalmente, y con el firme propósito de volcar, nos ofreció de Postre la “Tarta de la abuela” que la habíamos visto pasar un par de veces y tenía una pinta estupenda (la tarta; la abuela no sabemos si existe). Eso sí, un trocito pequeño para los dos. Ñam.

* La tarta de la abuela (o de quién la haya hecho :-) )

El servicio rápido y muy simpático. El precio 30 euros cada uno (la verdad es que no nos privamos de nada) y el sitio recomendable.

El bar está en la C/ Ciclista Jesús Montoya, bajo. Cabezo de Torres. Telefono: 968 83 53 79
* Post dedicado a "Toni", porque me hace buenas recomendaciones

10 comentarios:

Paul Spleen dijo...

Apuntado queda el Romero. ¿Has visto el restaurante nuevo que han puesto en la calle Cánovas del Castillo, enfrente de Los Toneles? Se llama VINOTINTO y es una franquicia, pero está todo buenísimo. Dos recomendaciones:

     —solomillo de cerdo con virutas de queso curado y sal gorda, acompañado de dos patatazas asadas con aceite y mucho pimentón (con esa salsa, tiene la carne un gustico a pulpo a la gallega que te puedes morir); y

     —tarta de queso (sin mermelada, suave, buenísima, aunque ya hay quien me ha dicho «esto es leche frita»).

Anónimo dijo...

Sobre los sitios baratos, los sitios de precio mayor.

Una tapeo/comida en una barra, 60€ puede parecer barato, pero se me antoja caro si pensamos:
A. Según tu narración has comido 9 cosas, o cosicas, si exceptuamos la carne.
B. No hay mantel, ni servilletas de veradad
C. Y de beber?
Creo que nos finajmos más en el todo que en las partes, y sobre todo como son esas partes.
Un restaurante que pone esa vajilla de las fotos es tipo cutrón, como quieres que te pongan berberecho gordo, o gamba buena (caballito). El comensal mira más lo que paga, que el como está el producto y la calidad del ambiente-
Es como lo de los huertos, dicen que baratico pero es rematadamente malo. A ver si ahoa vamos a fijarnos en lo poco que pagamos para decir que un sitio es Stupendo.
Paciencia

Sánchez-Roppongi dijo...

Esa sardina que vuelve a la vida -esta vez en un mar de cerveza - es una experiencia altamente recomendable. Canapé rico y no muy visto. Saludos.

Alboroque dijo...

Paul, lo conozco pero en Valladolid así que lo probaré en Murcia.
A mi gustó cuando estuve allí, espero que aquí no me decepcione (y te contaré mis impresiones). De todos modos tomo buena nota de lo sugerido. Gracias :-D

Anonimo, no puse que fuera barato, cierto es.
No lo considero como tal, por eso pongo los precios para que la gente se haga una idea y ya sea libre de ir o no ir.
No por pagar más el sitio tiene que ser mejor pero de lo que estoy harta, y supongo que más de algún lector estará conmigo, es de pagar 6 euros por una cerveza, una marinera y un trozo de pulpo en el centro de Murcia, tras la espera de 45 minutos a que te atiendan. Porque no es caro... es carisimo.
Y mi experiencia en los huertos de esta semana pasada ha sido pésima, pero como la gente está contenta, no voy a ser yo la que les vaya a hacer boicot públicamente. Eso sí, me salío por sólo 8 euros (peor es que te haya costado 30 y haya sido horrible, no?)
De todos modos gracias por tu observación. Interesante :-)

Sr. Roppongi, espero repetir pero esta vez con mucha menos comida...

Saludos a todos

Dani dijo...

Soy asiduo a este bar porque lo tengo muy a mano y porque me gusta el trato y la comida que ofrecen.

El pulpo que dan es de lo mejorcito que he probado, y respecto a los berberechos, decirte que quizás no estemos todavía en temporada, pero te aseguro que los ponen bien hermosos.

Sobre la tarta de la abuela... un acierto.

Y no, barato no es... pero tampoco lo veo excesivamente caro. Yo allí como/ceno muy bien, por lo que no me importa pagar 25 o 30 euros por cabeza.

Saludos...

Pretoriano dijo...

Hola,
A mi tb se me antoja algo caro para un aperitivo... Pero en el perela te soplan algo así por menos "cosicas".

En cuanto al Vino Tinto. Sin que parecezca snob os diré que no es nada del otro mundo. Típico rte franquicia con poco arte. Raciones justas, precio algo elevado y muy ruidoso. Servicio correcto eso sí.
Lo mejor es la cava de vinos tipo habitación de cristal que es una pasada (lo que asegura una buena carta de vinos).
Prefiero el quincho, el Alambique o el Rosarito...

Saludos.

Paul Spleen dijo...

Hombre, Pretoriano, si por preferir…

Lo del ruido es muy cierto: no sé qué materiales han usado para montar el local, pero las conversaciones de los demás acaban retumbándote en los oídos.

Pretoriano dijo...

Ok. Paul, estabamos en este me he ido por las ramas ;)

Javier Moñino dijo...

Ese canapé de sardina no me muero yo sin probarlo... pero en vista de lo que dices, me pediré dos... así no me quedo con las ganas de repetir.

Y la tarta de la abuela que te voy a contar. Me he estampado contra la pantalla del ordenador cuando he visto la foto. Qué pinta.

A ver si vas actualizando más a menudo que nos tienes olvidados.

Un saludico.

AmiJulio dijo...

yo he probado ese sitio unas 5 veces, y es COJONUDO, basicamente.